Dejemos que nos lleve la marea

PR09_lamarea_300413_ANTONIO LLINARES

El pasado mes de diciembre nació un nuevo periódico en papel. Si, ¡en papel! Aunque parezca de lo más raro y hasta suicida en estos días lanzar un proyecto así a la calle, los chicos de La Marea lo tienen claro. Se trata de la cooperativa Más Público, formada por antiguos trabajadores del diario Público, que en febrero de 2012 publicaba su última edición print. Uno de sus miembros, el periodista valenciano Toni Martínez, nos visitó para hablarnos de este llamativo e interesante proyecto.

DSC_0407

Toni Martínez muestra el último número de La Marea

Nuestro protagonista tiene claros los objetivos de La Marea: “hacer un periodismo libre de intereses particulares, transparente y democrático”. En esto se muestra tajante y eso es de agradecer, puesto que quedan pocos medios (por no decir ninguno) que no caen en los tentáculos de algún gran grupo empresarial, que únicamente busca beneficios y además suele tener un claro posicionamiento político. Otro de los aspectos que hacen resaltar a este proyecto es que por mucho que opinen los socios, son los periodistas los que tienen la última palabra, algo que les hace aún más diferenciadores dentro de una profesión habitualmente tratada como el último mono a la hora de tomar decisiones referentes a la ética o al contenido.

LAMAREA2013abril-600x819

Portada del último número de La Marea centrada en la iglesia

Hay que centrase también en el nombre de esta publicación mensual, que va ya por su cuarto número. La Marea hace referencia a esas masas o movimientos sociales, como una marea de gente que lucha por sus derechos cada vez de forma más constante. Con esto consiguen, sin duda, acercarse muchos a esos ciudadanos –cada vez más– indignados y alejarse de cualquier grupo empresarial que les controle. Como pretendía ser Público, quieren ser del pueblo.

Pero uno de sus elementos más diferenciadores y que llama mucho la atención en los tiempos que corren es que la publicidad no es la fuente principal que financia a La Marea. Son las ventas y las suscripciones. En palabras de Martínez, “los socios nos prohíben publicidad que condicione contenidos editoriales”. O lo que es lo mismo, la publicidad que aparezca en sus páginas no ha contradecir su línea editorial. Una característica más que los aleja de las garras de los grandes grupos empresariales.

Vuelvo a insistir en esa apuesta que hace La Marea por el papel, el periodismo impreso, cuando muchos incluso lo dan por muerto y enterrado. Más Público no solo apuesto por ello, sino que lo hace de forma original, con una maquetación atrevida, con mucha infografía y “reportajes de segunda lectura, en profundidad”, como defiende Toni Martínez. Y en cuanto al contenido, no trabajan la última hora y optan por centrarse en las fuentes y buscar otro enfoque aunque eso requiera perder la inmediatez y la primicia. “Para que queremos titular con una noticia si ya la conoce todo el mundo”, así defiende Martínez una labor que diferencia un poco más si cabe el trabajo de La Marea.

En definitiva, estamos ante una nueva forma de hacer periodismo, pero con los medios de toda la vida: el papel, las fuentes y sobre todo, la importancia de la labor y la ética periodística por encima de intereses empresariales o políticos. Les queda un largo camino por recorrer pero pueden llegar a hacerse un hueco y lavar un poco la imagen de esta profesión a la que queremos dedicarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s